domingo, 2 de diciembre de 2012

Consejos a tener en cuenta para contratar una página web efectiva

Debería de sorprendernos que, a día de hoy, la mayoría de empresas se plantean el "hacer la web" o "rediseñar la web" sin pararse a pensar que la web es una parte importante de la presencia y de la imagen en Internet de la compañía, de su estrategia de comunicación y de colaboración.

La presencia e imagen de la compañía, de sus productos y servicios, muchas veces es ajena a la empresa y es generada dinámicamente por usuarios "anónimos" en miles de sitios en los que comentan lo bien que les ha ido o expresan sus quejas; sin olvidar los comentarios de los empleados que, en muchas ocasiones, son demoledores y que se acostumbra a no gestionar (no hablamos de controlar, sino de gestionar).

Sorprende aun más que ese proceso limitado de "hacer la web" o "rediseñar la web" se trate como un trámite administrativo en el que participa algún directivo. Se convoca a dos o tres proveedores de web, se les dice lo que se quiere ("como la de fulanito") y se acaba por decidir por lo bonito o barato de la propuesta.

En el siglo XXI, la gestión de la presencia e imagen en Internet es y debería considerarse una de las decisiones estratégicas más importantes de la empresa.

La web "bonita" que sirve de escaparate a un diseñador no es la que necesita un industrial que debe convencer a sus visitantes no de que tiene una web bonita, en la que todo se mueve, sino de su capacidad de servicio y de su competencia. Y lo barato lo es en función del ROI que es capaz de aportar; a nadie se le ocurre comprar una máquina barata que no sirva al proceso productivo por el hecho de ser bonita y/o barata, pero sí que creamos webs que no sirven a la estrategia de la empresa porque son bonitas y/o baratas.

Y no acaba aquí el problema; decisiones muy importantes, que pueden parecer "técnicas", son obviadas y dejadas en manos del diseñador o programador por la confluencia de dos factores: el desconocimiento de las implicaciones de las diversas tecnologías y la ausencia de una visión global y estratégica del proyecto.

¿Qué consejos deberíamos tener en cuenta para contratar nuestra página web?

  • Estructura clara y contenidos concisos. Cuando naveguemos por la web debemos fácilmente encontrar toda la información de la empresa. El menú debe reflejar los puntos principales y a partir de ahí desarrollar los contenidos, pero sin ser una biblia (porque a nadie le gustan los rollos).
  • Datos de contacto siempre visibles. El objetivo de la página web es que nos contacten vía formulario, teléfono o email. Por tanto, pongámoselo fácil a nuestros potenciales clientes.
  • Aviso Legal incluido. Según la Ley LOPD (protección de datos) y LSSI (de seguridad de la información), en toda página web debemos incluir los datos del propietario de la web y de cómo vamos a gestionar los contactos e información que se recopile mediante la misma. Es importante que estos apartados siempre estén en la web, algo que falta en un gran porcentaje de las mismas la mayoría de veces por desconocimiento de la empresa que contrata la web y que los diseñadores web suelen cubrir (de manera totalmente incorrecta) indicando “copyright” o “todos los derechos reservados”.
  • No utilizar el Flash. Cada vez se usa menos pero un sitio web diseñado con Flash, dificulta el acceso por parte de los buscadores (Google principalmente) a los contenidos del sitio e impide a la empresa rentabilizar la inversión realizada a través de un posicionamiento correcto del sitio web en Internet. "El cliente ve una maravillosa página web que se abre y se cierra con mucho movimiento, pero que no sirve para nada." Por lo que si queremos usar flash que sea un apartado pequeño, pero nunca toda la web.
  • La web tiene que ser Autogestionable. Hemos visto muchísimas páginas hechas con editores html cuyos contenidos están en la propia página y que requieren de conocimientos de programación y de herramientas que los clientes sencillamente no tienen, con lo que pasan a depender de su proveedor. ¿Quiere otro idioma? pase por caja, ¿quiere otra página más? pase por caja...La solución: que nuestra web sea autogestionable. Es decir, que una vez realizada podamos nosotros actualizar los contenidos, cambiar imágenes, etc. De manera que sólo si más adelante queremos algún cambio más grande en la misma, dependamos de la empresa que nos desarrolló la misma, pero sino que seamos autosuficientes.
  • El mundo de Internet esta en ebullición. Apostar por tecnologías y productos extendidos, con una amplia base de usuarios y de desarrolladores es una garantía de no quedarse anclado en el pasado y de no tener que rehacer la inversión para evitarlo.
Decidir dónde comprar el papel para la impresora es una decisión administrativa que puede tomar cualquier empleado mínimamente responsable; decidir el enfoque de la presencia en la web, la estrategia de posicionamiento y la tecnología a utilizar es una decisión estratégica que debe tomar el equipo directivo de la empresa, no el proveedor informático o el diseñador gráfico.

Esperemos que con los anteriores consejos, la elección de un proveedor adecuado para diseñar la página web de su empresa sea ahora más fácil.

Elaborado por:
Jesús Melcon
Grup AUNTIC
www.auntic.com
info@auntic.com

aunTIC: Oferta de presencia internet 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada